Gestión realizada por el Padre Marco, de la Parroquia Santo Domingo Savio, servirá para que trabajo de jóvenes seminaristas armonice con el medio ambiente.

“Promover una cultura ecológica en los jóvenes seminaristas, me ha llevado a gestionar ante la Dirección Regional de Agricultura, la donación de plantas frutícolas y maderables”. Así lo expresó el Padre Marco, párroco de la Parroquia Santo Domingo Savio del asentamiento humano La Perla, distrito de Yarinacocha.

“Sabemos que el mundo enfrenta un desafío, no muy común con los efectos negativos del cambio climático, lo que nos señala que debemos generar conciencia sobre todo en los jóvenes”, señaló el párroco.

José Delgado Inga, director de Gestión Ambiental y Cuencas, manifestó que la Dirección Regional de Agricultura promueve actividades de reforestación y repoblamiento de especies frutícolas y maderables, algunas en peligro de extinción, para mitigar los efectos del cambio climático y la seguridad alimentaria. “Muchos de los plantones frutícolas que se cultivan en el Vivero Agroforestal Regional tienen grandes propiedades nutricionales y medicinales que la población necesita para mantener una vida saludable”, dijo.

 

 3 de julio del 2018

Oficina de Prensa de la DRAU

No Comment

Comments are closed.